La lápida de Unió Catalanista a Ripoll disseñada para Puig i Cadafalch

La restauración del monasterio de Ripoll se convirtió en un proyecto col • lectivo catalán en el que participaron diferentes entidades, instituciones además de muchas personalidades de la Cataluña del momento y en su reconstrucción se quería recuperar uno de los símbolos de la antigua nación a recuperar.

La participación de Puig y Cadafalch, como miembro de la Asociación, consistió en la organización de diferentes veladas literarias y musicales en Mataró con el fin de recaudar dinero para ayudar a subvencionar la restauración del antiguo cenobio románico, en las que participaría también, como conferenciante. Además, en Ripoll, diseñó diferentes testigos de las fiestas de la consagración del nuevo templo en julio de 1893: la lápida de la Unión catalanista y el estandarte de la Asociación Artístico Arqueológica Mataronesa.

Si quiere saber más, descarga el artículo completo aquí.

Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios